sábado, 26 de junio de 2010

JOHN STURGES


JOHN STURGES (1910 Illinois ; 1992 California)

Inició su carrera en Hollywood en 1932 como montajista. Durante la Segunda Guerra Mundial comenzó a dirigir documentales y películas de instrucción para la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Realizó un célebre documental sobre el conflicto junto a William Wyler. Su debut en solitario se produjo en 1946 con The Man Who Dared, un western de clase B.

Se especializó en cine de espectáculo, narrando vigorosamente historias del oeste, bélicas o de aventuras, y estableciendo un peculiar sello personal en cada una, convirtiéndose en un apreciado artesano en su tiempo (hoy lo llamaríamos cine de autor).

Realizó un uso imaginativo del Cinemascope y, con una trayectoria relativamente corta, logró destacar como un director de talento. Desde principios de la década de 1950 hasta la década de 1970, realizó una docena de títulos en los que brillaron actores como Spencer Tracy, William Holden, Richard Widmark, Kirk Douglas, Robert Taylor, Steve McQueen, Yul Brynner, Anthony Quinn, Rock Hudson, Burt Lancaster, James Garner, Clint Eastwood, John Wayne, Robert Duvall o Michael Caine.

Tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood situada en el 6511 de Hollywood Boulevard.

Las mejores películas de este gran director son:
La calle del misterio (1950): Película de cine negro con Ricardo Montalbán como detective.
El caso O’Hara (1951): Cine negro, con Spencer Tracy un abogado alcohólico retirado que se encarga de la defensa de O’Hara de una acusación de asesinato.
Astucia de mujer (Jeopardy) (1953): Película de cine negro con Barbara Stanwyck.
La sirena de las aguas verdes (1955): Película de aventuras para la RKO, con Jane Russell a la búsqueda de un tesoro submarino.
Conspiración de silencio (1955): Una obra maestra, donde Spencer Tracy trata de encontrar a un viejo amigo de la guerra en un pequeño pueblo llamado Black Rock donde todo el mundo oculta algo. La película es una denuncia del sinsentido del racismo, la xenofobia y la tiranía.
El viejo y el mar (1958): La mejor adaptación de las novelas de Ernest Hemingway que narra la historia de Santiago (Spencer Tracy), un viejo pescador portugués que lleva 84 días sin pescar un sólo pez.
La gran evasión (1962): Quizás una de las mejores películas bélicas de la historia, con un reparto de escándalo Steve McQueen, James Garner, Charles Bronson, Richard Attenborough, James Coburn, James Donald y Donald Pleasence. Entretenidísima película sobre la laboriosa preparación y fuga de un campo de concentración nazi de varios prisioneros aliados durante la Segunda Guerra Mundial. Es una de las películas de mi vida. Una de las películas imprescindibles de la historia del cine.


John Sturges dando indicaciones a Steve McQueen y a James Gadner

Estación polar zebra (1968): Película de intriga e espionaje con la guerra fría como telón de fondo. Muy entretenida Rock Hudson y Ernest Borgnine jugando a ser espías.
Aventura en el espacio (1969): Película de Ciencia-ficción con Gregory Peck y Richard Crenna, película revolucionaria en su tiempo, pero que hoy en día ha quedado un poco añeja.
McQ (1974): Curioso que un gran director de western y un actor como John Wayne identificado con el western, en la única película que coincidiesen fuese esta entretenida película policiaca de acción, quizás los dos ya estuvieran en horas bajas.
Ha llegado el águila (1976): Gran película bélica, su gran despedida del cine, sobre una novela de Jack Higgins convertida en bestseller. Bélico atípico con un gran reparto Michael Caine, Donald Sutherland, Robert Duvall y Donald Pleasence.

Y sobre todo los grandes western que dirigió:
1) Fort Bravo (Escape from Fort Bravo) (1953)
2) El sexto fugitivo (Backlash) (1956)
3) Duelo de titanes (Gunfight at the O.K. Corral) (1957)
4) Desafío en la ciudad muerta (The Law and Jake Wade) (1958)
5) El último tren de Gun Hill (Last Train from Gun Hill) (1959)
6) Los siete magníficos (The Magnificent Seven) (1960)
7) La batalla de las colinas del whisky (The Hallelujah Trail) (1965)
8) La hora de las pistolas (Hour of the Gun) (1967)
9) Joe Kidd (Joe Kidd) (1972)

Todas estas serán incluidas en este blog. También dirigió dos western de serie B como:
10) Tres sargentos (Sergeants Three) (1961)

Sturges en un descanso del rodaje con Frank Sinatra

11) Caballos salvajes (Valdez, il mezzosangue) (1973)


Una de las películas de nuestra vida: "La gran evasión"

sábado, 12 de junio de 2010

GANADOR DEL SORTEO

El número premiado de la ONCE en el día de hoy ha sido el 34345. Por tanto, el ganador de la película 'El valle de la venganza' es... Juan Pv.

¡Enhorabuena Juan! Ya me pondré en contacto contigo.

viernes, 11 de junio de 2010

LISTA DE PARTICIPANTES DEL SORTEO

El ganador será aquel cuyo número coincida con la última cifra del cupón de la ONCE premiado mañana, 11 de Junio de 2010. La lista de participantes es la siguiente:

0 - Laura - 'Bailando con lobos'
1 - Ana Belén - 'Sin perdón'
2 - Diego de Lore - 'El valle de la venganza'
3 - Jorge - 'Los siete magníficos'
4 - Acebedín - 'Pat Garrett y Billy the Kid'
5 - Juan Pv - 'Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera'
6 - Alex Sr.P - 'Fargo'
7 - Sara - 'Dos hombres y un destino'
8 - Diana - 'La leyenda de la ciudad sin nombre'
9 - Begoña - 'La muerte tenía un precio'

Mañana publicaré el nombre del ganador. Gracias a todos por participar y ... ¡mucha suerte!

domingo, 6 de junio de 2010

ERROL FLYNN



Para los millones de espectadores que le adoraron como Robin Hood, como el Capitán Blood, como Fletcher Christian, como el General Custer, Errol Flynn (1909-1959) vivió una vida mucho más emocionante que cualquiera de las aventuras que llevo a la pantalla: viajes exóticos, hazañas criminales, relaciones con mujeres hermosas, confrontaciones violentas, acusaciones de violación, escándalos, fama internacional, de un hombre que no era inmoral, sino amoral. Una personalidad más encantadora, fascinante y autodestructiva de Hollywood. La suya fue una vida de incesante búsqueda de placer.

Fue un genial espadachín de la época dorada de Hollywood, cuyo nombre completo era Errol Leslie Thomson Flynn; nació en Hobart, Tasmania. Gracias a su primera experiencia en una película semiprofesional, “El despertar de la Bounty” (1932), le atrajo la idea de ser actor y abandonar su pasado como aventurero. Después de una serie de trabajos menores, un ejecutivo de la Warner le envió a Hollywood. La Warner, desesperada en su intento de encontrar un actor para “El Capitán Blood” (1935), de Michael Curtiz, le dio el papel: habían descubierto a una nueva estrella, con esta película, además, se inicia una serie de historias de la pareja Errol Flynn-Olivia de Havilland, en las que Flynn encarna el personaje del tipo apuesto, lleno de arrojo, que le hizo famoso en muchas películas.

El Capitán Blood: "¡Jarcias, arriba monos! ¡Desplegad esas velas y verlas henchirse con el viento que nos lleva hacia la libertad."

La historia se ha repetido muchas veces en la historia del cine, de la noche a la mañana un autentico desconocido se convierte en una estrella de la noche a la mañana, basta una película, un éxito, eso le ocurrió a un joven de veinte cinco años que había nacido en la isla de Tasmania, un galán que se convertiría en una de las mas grandes estrellas de la década de los treinta.

Marilyn Monroe: “Debía ser por 1945 cuando yo trabajaba como modelo en una agencia de modelos alguien me invito a las famosas fiestas de Errol Flynn, donde todo era posible, la primera imagen que tengo de el es bajándose los pantalones y tocando el piano con la picha, y la verdad es que no lo hacia nada mal”, así recordaba Marilyn Monroe a Errol Flynn, y definió perfectamente el carácter exhibicionista y alocado del actor.

En la época de los 30-40 se convirtió en el prototipo de héroe aventurero, gracias a películas como la mencionada “El capitán Blood”, “La carga de la brigada ligera”, “Objetivo Birmania”, “Murieron con las botas puestas”, y sobre todo siempre será recordado por el inmortal “Robin de los bosques”, el publico le admiraba tanto por sus proezas tanto dentro como fuera de la pantalla, aunque la película por la cual siempre le recordare será la despedida de Errol Flynn como general Custer de Olivia de Havilland en un porche en “Murieron con las botas puestas”, de Raoul Walsh.

Mayor Nelson: “Eso no tiene nada que ver con los japoneses…lo encuentras en cualquier sitio donde haya fascistas. Incluso hay gente que se llama si mismo americanos, que también lo hacen”. Dialogo de la estupenda película bélica de Raoul Walsh, “Objetivo Birmania”.

Era hijo de un profesor de biología marina, de ahí su pasión por el mar, de pequeño hacia a menudo novillos y travesuras, y se pegaba a menudo con sus compañeros, por lo que fue expulsado de varios colegios, dejo los estudios y se puso a trabajar, pero al poco fue despedido porque su jefe le pillo haciendo el amor con su mujer, empezó en el cine de mera casualidad, tenia un barco y le contrataron como guía porque iban a rodar un documental sobre los salvajes Tanacos, unos indígenas que se dedicaban a reducir cabezas en unas islas de Nueva Zelanda, gracias a estos contactos se pudo introducir en los ambientes cinematográficos, en Australia rodó su primera película y poco después viajo hasta Londres en donde es descubierto por un cazatalentos de Hollywood.

Errol vivió y murió como le gustaba, era un hedonista para el cual solamente contaba el placer, como seductor no tuvo rival en Hollywood, tuvo cientos de amantes, mujeres de toda condición y edad que sucumbían a su magnetismo, como comentaba Olivia de Havilland en “Robin de los bosques”, “Es distinto a cuantos había conocido, es un hombre valiente, temerario, distinguido, gentil y muy bueno. Decidme My Lady no notáis cuando os mira un dulce cosquilleo que recorre vuestra espalda de arriba abajo”.

Tenía un carácter extrovertido y siempre estaba dispuesto a gastar bromas, un día puso una serpiente viva en los pantalones de Olivia de Havilland, y al director Vincent Sherman con el cual rodó “El burlador de Castilla”, también fue objeto de sus bromas, estaba desnudo en su camerino, y estaba haciendo comentarios sobre unas u otras escenas mientras hablaba se quito la toalla que llevaba en la cintura y se quedo de piedra al ver un postizo que se había hecho de unos cuarenta centímetros.

Su vida estuvo rodeada de escándalos, incluso se rumoreo que fue un espía a servicio de los nazis. En 1942 fue acusado de violación de una menor y fue llevado a juicio. Hollywood contuvo la respiración y alas puertas del juzgado se agolpaban cientos de fans que le aclamaban, el jurado estaba compuesto por tres hombres y nueve mujeres, y fue declarado inocente, a partir de entonces fue el centro de todos los comentarios y se puso de moda la expresión, “Estar in como Flynn”, quería decir que el actor estaba en todos los líos, cotilleos y escándalos de Hollywood. A partir del juicio no volvió a ser el mismo, su imagen fue utilizada y manchada por todos los humoristas de la época, y aunque se reía con ellos no le gustaba nada, se puso de moda la anterior expresión pero la verdad es que le corroía las entrañas.

Errol Flynn llevaba naranjas a los rodajes y cuando nadie le veía, inyectaba vodka en los frutos utilizando una aguja hipodérmica, además se ponía cocaína en el pene porque estaba convencido que era afrodisíaco. A pesar de toda la vida de excesos, continúo con sus fiestas en su mansión y otras veces en su velero, al que llamaba cariñosamente “La triple F”, algo así como “El velero copulador de Flynn”, se sucedían las orgías, y si hacemos caso a la leyenda no siempre con mujeres, aunque su segunda mujer lo negase.

Al final de los años cuarenta, Errol era una sombra de lo que fue, la mala vida le había convertido en un alcohólico, y su físico no le permitía realizar papeles de aventuras que eran su especialidad. En la década de los 50 su carrera cayó en picado, sus problemas económicos se incrementaron, se convirtió en un adicto a la morfina y a la cocaína, y el 14 de octubre del 1959, su corazón se negó a seguir latiendo, era resultado de medio siglo de borracheras, orgías y drogas, y así termino la historia de un hombre que vivió la aventura del cine tan intensamente como su vida, cuya mejor definición la dio el mismo:

“ Una pizca de color en un mundo aburrido”.







video

Los western en los que intervino Errol Flynn son los siguientes:

  1. Dodge city (1939) de Michael Curtiz
  2. Oro, amor y sangre (1940) de Michael Curtiz
  3. Camino de Santa Fe (1940) de Michael Curtiz
  4. Murieron con las botas puestas (1941) de Raoul Walsh
  5. San Antonio (1945) de David Butler
  6. Rio de Plata (1948) de Raoul Walsh
  7. Montana (1950) de Ray Enright