domingo, 10 de marzo de 2013

CHARLES BRONSON (1921-2003)



Actor de rostro impasible, de rocosa presencia física, fue uno de los duros más legendarios de la historia del cine. Siempre interpretaba papeles de "hombre rudo". En la mayoría de sus actuaciones interpretaba a detectives policíacos, justicieros, pistoleros, vigilantes, boxeadores y matones de la mafia. 

Nació en Pensilvania en 1921, y su verdadero nombre era Charles Dennis Buchinski. Bronson era descendiente de una numerosa familia (15 hermanos) de origen lituano, su padre fue minero. 

Se incorporo al ejército estadounidense para intervenir en la II Guerra Mundial como tripulante de bombarderos. Mientras estaba en el conflicto bélico, tomó clases nocturnas de interpretación en el conservatorio de Arte Dramático Pasadena Playhouse, comenzando a trabajar pintando decorados para representaciones teatrales. Con posterioridad dio el salto a la interpretación. 

Sus rasgos secos y su particular voz le permitieron en la década de los 50, conseguir numerosos papeles secundarios como hombre duro, a finales de los años 60, ya era un clásico secundario en títulos de gran envergadura. 

En la década de los 50, apareció en grandes películas como secundario como: “El poder invisible” (1951), “El caso O´Hara” (1951), “Los crímenes del museo de cera” (1953). A partir del año 1954 adoptó finalmente el nombre de Charles Bronson, y su figura  fue creciendo gracias a los westerns: “Apache” (1954), “Veracruz” (1954), "El vigilante de la diligencia"(1954)“Tambores de guerra” (1954), “Jubal” (1956), y “Yuma” (1957)


Si en los años 50 supusieron su consolidación en Hollywood, la década de los 60 le proporcionó un estrellato merecido con las joyas bélicas: “La gran evasión” (1963) de John Sturges y “Doce del Patíbulo” (1967) de Robert Aldrich.  A parte del clásico del oeste “Los siete magníficos” (1960) también con John Sturges. Como curiosidad, Charles Bronson siempre tenía la bula de los guionistas y nunca lo mataban en sus películas, era de los pocos que sobrevivía a la misión de “El doce del patíbulo”, uno de los pocos que se encapaba del campo de concentración de “La gran evasión” y era uno de los pocos que sobrevivía en “Los siete magníficos”. 


Charles Bronson durante la fuga en "La gran evasión"

Fue uno de los condenados de "El doce del patíbulo"

Charles Bronson fue uno de "Los siete magníficos"


En 1968 sigue los pasos de Clint Eastwood y emigra a Europa para protagonizar un nuevo género cinematográfico el spaguetti-western con la películas: “Los cañones de San Sebastián” (1968) de Henri Verneuil, “Sol rojo” (1971) de Terence Young, “Caballos salvajes”(1973) de John Sturges, y la película más legendaria de Sergio Leone y del spaguetti-western, “Hasta que llegó su hora” (1968), al lado de Henry Fonda y Claudia Cardinale interpretando el legendario personaje “Armónica”. Pero el western que más marcaría su carrera en estos momentos sería “Chato el apache” (1971), no tanto por la película en sí sino porque comienza su colaboración con el director Michael Winner, que será fructífera en los siguientes años.


Legendario el personaje que toca la Armónica en "Hasta que llego su hora"



Charles Bronson y el director Michael Winner 

'Hasta que llegó su hora': "¿Un caballo para ti? Parece ser que hay un caballo de menos. Yo diría que sobran dos" 




Chato el Apache 


Volvió a Hollywood convertido en una estrella y rodó una impresionante lista de películas en los años 70 y 80, casi siempre en interpretando a gánsteres, asesinos a sueldo o vengadores justicieros. Pronto se convirtió en uno de los actores mejor pagados y populares de Hollywood. 


En el mismo año 1972 rodará un exitoso thriller: “Fríamente, sin motivos personales”, también con Michael Winner, la que sería una de sus películas más recordadas. Pero las películas que más fama iban a dar al tándem Winner-Bronson serían las del “El justiciero de la ciudad” ("Death wish"), saga de películas en que Bronson interpretaría al arquitecto Paul Kersey, un honrado hombre de familia al que un grupo de delincuentes arruina su vida. Ante el abandono de las autoridades, Kersey acaba tomándose la justicia por su mano, que comenzaría en 1974 con el “Justiciero de la ciudad”, personaje repetiría hasta en cinco ocasiones, la última en 1994 en “El Rostro de la muerte”, por Allan A. Goldsmith. Estas películas estuvieron rodeadas de una cierta polémica debido a su violencia explícita y su concepción política. Bronson siempre defendió sus encarnaciones, ya que consideraba que el ciudadano estaba indefenso frente a la inacción de las autoridades contra el crimen. 




Saga Death Wish 

“Quiero limpiar la escoria de las calles, si la policía no puede...yo lo haré. Porque yo soy la justicia". 

Charles Bronson fue el primer héroe de acción 

La tercera entrega, es bajo mi punto de vista la parte más bizarra, divertida y entretenida de la saga. Donde Paul Kersey organiza una guerra contra las bandas callejeras, usando todo un arsenal, y trampas elaboradas. Con un final apoteósico, el de una batalla definitiva contra todos los miembros de la banda del barrio, asaltando su casa. 

Charles Bronson siempre fue un hombre de acción 


Pese a su éxito, estas cintas no añadían nada a la filmografía del actor, que hizo sus mejores actuaciones de los años 1970 en títulos como “Nevada express” (1975) de Tom Gries, “El luchador” (1975) de Walter Hill, “Sucedió entre las 12 y las 3 “ (1976) de Allan D. Goldstein, todas junto a su esposa en la vida real y recurrente pareja en el cine, Jill Ireland; además “El temerario Ives” (1976) de J. Lee Thompson, “Teléfono” (1977) de Don Siegel, “Los secretos de la Cosa Nostra” (1972) de Terence Young, que fue una respuesta italiana a la película americana “El Padrino”.
 
Pero para mí sus dos mejores películas, o por lo menos las que más me gustan son: “Caza Salvaje” (1981) de Peter R. Hunt, un film espectacular de aventuras, donde Charles Bronson es un trampero que vive en la montañas de Canadá  y es acusado injustamente de asesinato, es la historia de una cacería por parte de la Policía Montada del Canadá  comandada por el gran Lee Marvin. Y la otra “Mr. Majestyk” (1974) de Richard Fleischer, una gran película de acción con un veterano de la guerra de Vietnam, que lucha por llevar una vida digna para sacar adelante su granja, contra la mafia y la corrupción policial. Muy entretenidas y divertidas. 


Conoció Jill Ireland en el rodaje de "Villa Cabalga" (1968). Ambos se enamoraron y se casaron en 1969. Posteriormente coincidieron en un buen número de títulos (Hasta en 15 películas coincidieron juntos). Estuvieron casados desde 1969 hasta la muerte de ella, en 1990 por cáncer de mama. En la vida real, Bronson era tan esquivo como muchos de sus personajes y rehuía la vida de glamour de Hollywood, más aún tras la muerte de Ireland, que le sumió en una profunda depresión. Su tercer matrimonio lo contrajo en 1998 con Kim Weeks, que le dio dos hijos. 

Jill Ireland y su gran amor Charles Bronson

En la década de los noventa siguió protagonizando películas de acción, sobre todo para la televisión, siendo su última aparición en el telefilm de 1999 “Familia de policías 3: bajo sospecha”. Hasta el día de su muerte fue un currante nato, porque entre colaboraciones y protagonistas, trabajó en más de 160 películas. 

En 2003 falleció como consecuencia de una neumonía, dejó seis hijos y dos nietos, y contradictoriamente  a pesar de su imagen ruda y dura, Bronson era apreciado por sus allegados como un hombre amable, que además se dedicaba a la pintura.


Como curiosidad en Zaragoza (España), fue tan impresionante su figura que se le ha dedicado un bar a la figura de este gran actor llamado: "The Bronson Bar".


The Bronson Bar 

Participó en los siguientes westerns:


  1. Tambores de guerra (1954) de Delmer Daves
  2. Veracruz (1954) de Robert Aldrich
  3. Apache (1954) de Robert Aldrich
  4. El vigilante de la diligencia (1954) de André de Toth
  5. Jubal (1956) de Delmer Daves
  6. Yuma (1957) de Samuel Fuller
  7. Los siete magníficos (1960) de John Sturges
  8. Fort Comanche (1961) de Joseph M. Newman
  9. 4 tíos de Texas (1963) de John Sturges 
  10. Las pistolas del diablo (1965) de Boris Sagan 
  11. Villa Cabalga (1968) de Buzz Kullik 
  12. Chato el Apache (1972) de Michael Winner
  13. Nevada Express (1975) de Tom Gries 
  14. El desafío de búfalo blanco de J.Lee Thompson
Y en los siguiente spaguetti-western:
  1. Los cañones de San Sebastian (1968) de Henry Verneuil
  2. Hasta que llegó su hora (1968) de Sergio Leone  
  3. Sol rojo (1971) de Terence Young 
  4. Caballos salvajes (1973) de John Sturges 



2 comentarios:

  1. Uno de los actores que mejor me caían, cierto que era limitado para actuar pero lo que hacia lo hacia muy bien, prácticamente he visto todas sus películas y es cierto que Caza salvaje es bastante buena así como Hasta que llegó su hora y la saga de Deat wish es también muy recomendable si no se es muy exigente, pero me quedo con una en especial; Al filo de medianoche y su escena final cuando el malo cuchillo en mano y desnudo en la calle persiguiendo a la hija de Bronson y este se topa de bruces con el y le dice que se declarará loco y Bronson enfunda su revolver y le dice; eso no va a ocurrir y bang!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, "Al filo de la medianoche" es un gran thriller que me gusta mucho. La escena que comentas es una gran escena y muy emocionante.

      Eliminar

¡No te olvides de mostrar tu nombre y dirección de correo electrónico! Si no estás registrado, selecciona el perfil 'nombre/url' y en 'nombre' indica estos datos.