viernes, 14 de diciembre de 2012

LOS JUGUETES DE MI INFANCIA DEL FARWEST


Mi pasión por los western me viene desde muy pequeño cuando me sentaba junto a mi padre para ver las películas que ponían en la tele el sábado o el domingo de tarde. Después de ver estos westerns, jugaba con mis pequeños juguetes del  farwest para volver a revivir lo visto anteriormente en la pequeña pantalla.

Hoy me gustaría realizar un repaso por aquellos juguetes de mi infancia con los que pasaba horas y horas jugando a los indios y a los vaqueros. 


FUERTE DE COMANSI


Mi juguete preferido era el Fuerte de Comansi, que fue creado a principios de los años 60, para  el cual crearon dos lujosas ediciones: Ford Federal (que era el que tenía yo) y  Fort Rin-Tin-Tin.  


Este juguete ha conseguido adaptarse a los nuevos tiempos, y todavía hoy podemos regalarlo estas navidades, no es igual que el antiguo, pero sigue conservando toda la esencia del autentico oeste americano. 

La verdad es que era un juguete muy completo, tenía de todo indios, vaqueros, diligencias, soldados, cactus, etc., y todo lo que salía en las películas de John Wayne. Y es que, ¿quién no recuerda su lema?

 “Juguete completo, juguete Comansi?”


El fuerte de Comansi


Fuertes antiguos de Comansi 


Fuerte de Comansi actual 



Indios de Comansi 



FUERTE DE PLAYMOBIL

Otro de los fuertes más famosos era el de Playmobil. Las figuras de Playmobil tienen 7.5 cm de altura, está hecha de un colorido plástico y tiene una sonrisa amistosa. El fabricante ha producido hasta la fecha 2.1 billones de estos juguetes, y se han comercializado en todos los países del mundo. Se han fabricado Playmobil con todos los temas posibles.


Los Fuertes de Playmobil fueron: Fort Bravo, Fort Glory, Fort Eagle, Fort Reno y Fort Randall.

Anuncio del fuerte de Playmobil del año 1987



Fort Bravo y Fort Randall de Playmobil

Nueva edición de Playmobil del oeste



SOBRES SORPRESA DE MONTA-MAN 


Más atrás en el tiempo, me gustaría recordar los sobres sorpresas de Monta-man,  que fueron los juguetes favoritos de todos los niños a mediados de los 80. Los juguetes venían en llamativos y preciosos sobres. Los había bélicos, del oeste,  de profesiones, y estaban muy elaborados para el precio reducido del sobre (25 pesetas). 

Sobres sorpresa de Monta-man del Oeste 


Hoy en día es muy difícil recuperar estos juguetes, llegando incluso a subastarlos por internet, y pagando cantidades muy elevadas por ellos.

Los muñecos de Monta-man y sus complementos venían directamente del molde desmontados dentro del sobre, una vez abierto el mismo tenias que separar las piezas de la matriz, e ir uniéndolas hasta formar la figura, con sus complementos y vehículos.  Siempre me pareció que la cara del muñeco de Monta-man se parecía al actor estadounidense Doug McClure. (“Una trompeta lejana”).

Contendido del sobre sorpresa de Monta-man

  
SOBRES SORPRESA DE MONTA/PLEX


Otros juguetes mucho más simples eran los sobres sorpresa de Monta/plex, que eran los reyes del kiosco de barrio, porque  por seis pesetas pasabas la tarde la mar de entretenido. Y siempre recordaré la ilusión  y los nervios que tenia al abrir ese fantástico sobre misterioso.

Sobres sorpresa de Fuertes 


Fuertes montados de Monta/plex

Vaqueros e indios de Monta/plex

 Monta/plex se vendió desde finales de los sesenta hasta casi mediados de los noventa. Con estos sobres sorpresa podías montar auténticos poblados del oeste.


Poblados del Oeste de Monta/Plex

viernes, 23 de noviembre de 2012

DEAN MARTIN (1917-1995)



Hoy vamos a hablar de Dean Martin (de nombre real Dino Paul Crocetti), tan recordado como eterno. Un gran actor que en sus películas siempre hizo de sí mismo. Dean Martin fue un hombre carismático, pícaro, elegante, mujeriego, golfo, juerguista, seductor, jugador, de personalidad arrolladora, y que siempre conquistaba a las más bellas señoritas. 

Nació en Ohio en 1917. Su familia era de procedencia italiana y humilde, donde su padre era barbero y su madre ama de casa. 

Genial actor, showman, cantante, y humorista. Trabajo en muy diferentes cosas en su adolescencia como peón, gasolinero, croupier e incluso boxeador, donde adquirió cierto éxito con el seudónimo de “Kid Crocetti”. 

Empezó a actuar como cantante en diversos night-clubs donde alternaba canciones con monólogos cómicos, actuaba con el pseudónimo de “Dino Martini”, y alcanzó gran éxito con canciones como: “Volare”, “Everybody loves somebody sometimes”, “Bouna Sera”, “Sway”
Un gran actor, pero ante todo un excelente cantante de swing.


 “Everybody loves somebody sometimes” junto a John Wayne


Dean Martin canta "Volare"

En estos ambientes conoció a otro cómico novato Jerry Lewis, ambos se hicieron colegas inseparables y prepararon un número con el que debutaron en Atlantic City en 1946, consiguiendo con su química despertar el entusiasmo entre el público asistente. En 1946 debutaron en el cine con el título “Mi amiga Irma”, que fue el inicio de una fructífera colaboración que produjo grandes comedias como: “Mi amiga Irma va al oeste” (1950), “Locos del aire” (1952), “Vaya par de marinos”(1952), “Una herencia de miedo”(1953), “El jinete loco” (1953), “Que par de golfantes”(1953), “El rey del circo”(1954), “Viviendo su vida”(1954), “Un fresco en apuros”(1955), “Artistas y modelos” (1955), y “Juntos ante el peligro”(1956). 

Una pareja irrepetible 

Siempre repetían los mismos papeles, Dean Martin era el galán que estaba siempre persiguiendo faldas, y Jerry Lewis era el torpe que les metía en todos los líos. Fueron tan famosos que hasta se publicaron unos cómic con las andanzas de esta maravillosa pareja. 

The Adventures of Dean Martin and Jerry Lewis 

“Locos por Anita” (1956) fue su última interpretación juntos, los egos de uno y de otro acabo con la fructífera pareja, para iniciar sus carreras en solitario. Dean Martin no se cansó de repetir a lo largo de toda su vida que los dos momentos más importantes de su carrera fueron cuando se asoció con Jerry Lewis y cuando se separó de él.

Hasta existe un cómic que nos cuenta su bonita historia:

The Martin and Lewis Story

Desde la década de los 50 formó parte de un grupo de actores al que denominaban “Rat pack” formado por: Sammy Davis Jr., Frank Sinatra, Johnny Carson, Joey Bishop y él. Todos participaron en la famosa película “La cuadrilla de los once” (1960) (que tuvo un famoso remake con George Clooney “Ocean Eleven”), película rodada en Las Vegas, la cual  gracias a ellos es hoy en día la gran ciudad que es. Un grupo amante de la juega y la buena vida, y con contactos muy estrechos con la mafia. Se les veía con miembros del crimen organizado muy a menudo. 

Rat Pack

Este grupo acordó fundar una especie de sociedad secreta que se basaba en los siguientes principios: 
  1. Hollywood apesta. 
  2. No te fíes nunca del jefe. 
  3. Bebe todo lo que puedas.
  4. Ama la música como a ti mismo. 
Show de Rat Pack en Las Vegas 

Su lema escogido, era “Never rat on a rat” (nunca delates a una rata). Sus integrantes debían meter mano en todas las ollas posibles: televisión, teatro, música, cine y la política. El “Rat Pack” encarnaba los valores de una época en la que el mundo no había perdido aún su inocencia. Antes de que Hollywood se convirtiera en un negocio y las estrellas tuvieran que vivir recluidas en casa. Ellos sonreían, viajaban, eran ricos y guapos, hacían lo que les daba la gana, ¿quién no hubiera querido ser como ellos? 

Porque vivían para divertirse, como si el mañana fuera a ser aún mejor que el hoy. Nuca hubo otro grupo como ellos, “fueron irrepetibles porque el mundo ya no es como ellos querían que fuera”.

El grupo Rat Pack en Las Vegas 


Entre  1965-1973, Dean Martin es contratado por la NBC y se convierte en el anfitrión de su propio programa de televisión que recibió el nombre de “The Dean Martin Show”

En el cine realizó el papel de galán y cantante, y dejó papeles memorables como: "El Baile De Los Malditos" (1957) de Edward Dmytryk, “Como un torrente” (1958) de Vincente Minnelli, "Río Bravo" (1959) de Howard Hawks, , “4 tíos de Texas” (1963) de Robert Aldrich, “Bésame tonto” (1964) de Billy Wilder, y “Los Cuatro Hijos De Katie Elder" (1965) de Henry Hathaway.

Tuvo 4 matrimonio de los cuales 9 hijos. Uno de ellos falleció de un accidente aéreo, lo cual sumió a Dean Martin en una profunda depresión de la que no se recuperaría hasta el día de su muerte.

Siempre corrió una leyenda urbana que decía que Dean Martin era un bebedor empedernido, pero en el libro: “Fran Sinatra y el olvidado arte de vivir” decía que apenas bebía, aunque siempre tenía un vaso de licor en las manos, o lo que parecía licor, porque simulaba ser un gran bebedor ya que iba con su rol de vida. En sus shows salía con una copa de vino o de whiskie en la mano, pero muy poca personas sabían que era zumo de uva o té helado. 

Del cine se retiró en la primera mitad de los años 80 tras participar en los horribles títulos "Los locos del Cannonball" (1981) y "Los locos del cannonball 2" (1984), ambos títulos dirigidos por Hal Needham.

El  día de Navidad de 1995 Dean Martin falleció a causa de problemas respiratorios. Tenía 78 años. 

“Dean Martin el hombre del que hemos aprendido el arte de vivir” 

Pero sobre todo participó en los siguientes grandes westerns:

Vaquero Dean Martin 
  1. Juntos ante el peligro (1956) de Norman Taurog
  2.  Río Bravo (1959) de Howard HawksDe todos los western que interpretó, el aficionado al cine guardará siempre en la memoria su interpretación del sheriff borrachín y cobarde en Río Bravo, transmutado finalmente en valiente compañero de John Wayne. Quizá aquel acierto se debiera a que su propia experiencia vital no estaba muy lejos del personaje cinematográfico. Dean Martin, y no sólo en Río Bravo, fue siempre un borrachín de leyenda. Para el recuerdo el tema "My rifle, my pony and me"  que canta en la película. 
  3. Tres sargentos (1962) de John Sturges 
  4. tíos de Texas (1963) de Robert Aldrich
  5. Los 4 hijos de Katie Elder (1965) de Henry Hathaway
  6. Texas (1966) de Michael Gordon 
  7. Noche de titanes (1967) de Arnold Laven
  8. El póker de la muerte de Henry Hathaway
  9. Bandolero (1968) de Andrew V. McLaglen
  10. La primera ametralladora del oeste (1971) Andrew V. McLaglen
  11. Amigos hasta la muerte (1973) de George Seaton. Tuvo recientemente un interesante remake con Pierce Brosnan y Liam Neeson "Enfrentados". 

Dean Martin canta "My Rifle, my Pony and Me"


miércoles, 14 de noviembre de 2012

ARIZONA, PRISIÓN FEDERAL (1958)


Hoy me gustaría recomendar un entretenido western de serie B que me gusta mucho por las siguientes razones:
  1. Un excelente director Delmer Daves especialista en western, que firmaría las joyas del western: “El árbol del ahorcado”, “Cowboy”, “El tren de las 3:10”, “La ley del talión”, “Jubal”, “Tambores de guerra” y “Lanza rota”. 
  2. Un reparto excepcional con un pequeño gran actor que me encantaba Alan Ladd, el eterno gran secundario Ernest Borgnine y la sensual mexicana que participó en numerosos éxitos en Hollywood Katy Jurado.
  3. La tercera razón y quizás la más importante, la originalidad del argumento es que el héroe de este western no es ni un pistolero, ni un sheriff, ni un cazarrecompensas, ni un ni un vaquero, ni un indio... “El Alemán” (Alan Ladd) es un ingeniero de minas y experto geólogo. Debido a que la persona que escribe este humilde blog comparte profesión, me siento identificado con el protagonista de esta película. 
Ernest Borgnine un excelente secundario de la historia del cine 

El argumento de esta película está basado en la famosa novela de W.R.Burnett, “The Asphalt Jungle”, que ya había dado origen al gran clásico de cine negro “La jungla de asfalto” de John Huston, y además de esta conoció otras dos adaptaciones poco conocidas como fueron “Cairo” con George Sanders, y “Cool Breezy” inédita en España. 

Las versiones del libro "La jungla de asfalto" de W.R.Burnett


Film con una gran fotografía rodado en Cinemascope y Technicolor. Otro gran acierto de la película es enseñarnos y mostrarnos la Prisión Federal de Yuma (Arizona), donde iban a parar todos los asesinos, rufianes y ladrones de todo el oeste americano. Lugar donde se conocen los protagonistas, que da título a la película, y la cárcel que mencionan en todos los western de nuestra vida, y que hasta esta película no habíamos vista antes en el cine. Gran arranque de la película, donde en los títulos de crédito nos enseñan la cárcel más famosa del salvaje oeste. Me hubiera gustado ver un western que se desarrollase en el interior de las paredes de esta cárcel. 


Yuma, prisión federal (una foto actual de la prisión)


La película nos cuenta la original historia donde Alan Ladd y Ernest Borgnine son dos antiguos presidiarios de Yuma que están planeando uno de los robos más atrevidos, originales y valientes de la historia del western, el golpe a una mina cuyos malvados propietarios metieron en la cárcel a Alan Ladd años atrás  Para después vender el oro, a la mismas personas que les va a robar. Como dice el refrán: "Quién roba un ladrón, tiene 100 años de perdón".  

Gran química entre los dos protagonistas (Alan Ladd y Ernest Borgnine)


Lo mejor de la cinta es el emocionante robo a la mina, con grandes escenas de acción, donde nuestros protagonistas arriesgaran sus vidas, en una mina que amenaza con derrumbarse sobre sus cabezas. Un western con buenas dosis de acción y de sentido del humor. 


Otra curiosidad de la película: la minería de oro vista en el mundo del western, vimos como los antiguos mineros extraían el oro con el método del bateo, extrayendo el oro del fondo de los ríos. Otras veces, se vio como se extraía el oro mediante chorros a presión de agua (método de extracción minera visto en el western “El jinete pálido”). Aquí la minería que nos enseña este film, es una explotación subterránea con la utilización de explosivo, donde se ve la jaula bajando  a  los mineros del turno, las antiguas lamparas mineras y como se construía un pueblo alrededor de la mina, con muchos mineros mexicanos (mano de obra barata). Preciosas, detalladas y realistas las secuencias mostradas de la mina en la película (Mina Lisboa). Curiosidad añadida a que el protagonista sea un ingeniero de minas. 

Otro punto a favor de la película es la bonita historia de amor entre Katy Jurado y Ernest Borgnine, y la preciosa escena cuando él se entera que ella es una prostituta, y le demuestra su amor, porque es la primera vez en su vida que se ha enamorado. 

Alan Ladd seduciendo a la hermosa Claire Kelly   


Me gusta mucho el final, viendo a Alan Ladd subiéndose a la diligencia que prometió coger al sheriff el día antes, porque “El alemán” es de los que cumple su palabra, un hombre de honor, de los que un apretón de manos es más que suficiente para firmar un contrato. 


La única pega, el final no está a la altura de la estupenda película vista hasta ahora. Quizás termina muy rápido, debería a ver durado un poco más. 


Delmer Daves durante el rodaje de este intenso western 

Gran western de corto e intenso metraje, con gran emoción e intriga asistiremos al más original de los robos del salvaje oeste. 

Trailer "Arizona. Prisión Federal"




domingo, 14 de octubre de 2012

GRUPO SALVAJE (1969)


En esta página inauguramos un capítulo especial de colaboraciones con este blog, de amigos cuya gran pasión son los westerns, y han querido poner su granito de arena para nosotros. Espero que también os guste.   


Pasé muchos años en casa viendo en la extensa videoteca de mi padre en VHS, y siempre me llamó la atención una vieja cinta de vídeo con el título de “Grupo Salvaje”, si bien el nombre hacia que me entrara la curiosidad la vagancia en sacar la cinta de su cartón y ponerla en el reproductor hizo que tardara en descubrir esta obra de arte. 
La historia de “Grupo salvaje”, es la historia de unos sanguinarios bandidos que  acusados y perseguidos cruzan la frontera de México, para intentar ya en México dar un último golpe y poder retirarse.  
Un grupo muy salvaje
Grupo Salvaje es una película extremadamente violenta, y profundamente hermosa e incluso un poco poética, que lleva un mensaje de transición entre el antiguo oeste y uno más moderno, la decadencia del primero en paralelo con la de sus protagonistas, una pandilla de ladrones en claro declive, donde el oeste en el que cabalgaron, robaron y mataron va dejando poco a poco de  existir, y ellos son incapaces de adaptarse a esa nueva época que les ha tocado vivir, cuyos acontecimientos van desembocando hasta su completa destrucción, cosa que, se intuye desde el principio de la película. 

Ladrones en claro declive
 Los protagonistas de “Grupo Salvaje” son marginados y fracasados, personajes ya superados ya por su propio tiempo. Vamos a analizar a sus protagonistas, Willian Holden como Pike (“Traidor en el infierno”, “Picnic”, o “El puente sobre el rio Kwai”) inconmensurable en su papel, no creo que haya ningún actor que hubiera llevado esa sensación de decadencia y declive en su personaje, en consonancia con su vida personal de una espiral de alcoholismo, los marcados rasgos de su cara juegan a su favor para ejecutar una actuación estelar. 

Willian Holden 
Ernest Borgnine como Dutch (“Marty”) un prolífico actor (nos ha dejado este mismo año), tengo que decir que con Ernest no soy objetivo, me parece uno de los mejores secundarios de la historia del cine, está totalmente a la altura de Holden, con lo que ello conlleva, sus rasgos faciales tan característicos en el son más del 50% de su interpretación, es la mano derecha de Pike, sus gritos cuando este último cae por los tiros de los Mexicanos dan muestra de la unión entre ambos. Porque son personajes marginados, con un alto sentido de los valores como la amistad y la lealtad. 

La mirada romántica de Ernest Borgine 
Por último, Robert Ryan como Deke (“El día más largo”, o “Los profesionales”), un actor de películas mayoritariamente bélicas, es el personaje que se quiere redimir de la vida gemela que ha llevado con los protagonistas dándoles caza, es el némesis del protagonista al que el grupo de forajidos se enfrenta, el que mejor sabe cómo estos respiran y el único que conoce cuál es el siguiente paso que van a dar.

Robert Ryan 
El resto de personajes principales, Warren Oates, Ben Johnson, etc… completan un elenco más que aceptable.

Todos los personajes de "Grupo Salvaje"
Sam Peckinpah tenía todos los elementos para dirigir una buena película, buenos actores, buen guión (nominación en los Oscars de 1969 incluida) y su toque mágico. Solo como gestiono Sam la escena del tiroteo hace que hubiese sido merecedor al Oscar al mejor director, cosa que la academia de Hollywood le negó durante toda su carrera y eso a pesar de haber dirigido películas con mayúsculas: “Mayor Dundee”,  “Duelo en alta sierra”, “La Huida” o “La Cruz de Hierro” (una película espectacular desde mi punto de vista) son algunos ejemplos de ello. Con todo esto la realización de Sam Peckinpah  en Grupo Salvaje solo pueda catalogarla como de sobresaliente. Hay un poco de Peckinpah en el personaje de William Holden, un ser autodestructible, inconformista, extraño e incomprendido por el mundo. 
Esta película es un western crepuscular, aparecen vehículos a motor, pistolas y rifles más modernos y hasta una ametralladora, esta fue una característica  que a mí personalmente me llamo muchísimo la atención, me parecía una fanfarronada del director, pero luego, leyendo y mirando cosas acerca de la película que las armas y artilugios eran coetáneos de la época. La acción  de la misma se desarrolla en la zona fronteriza de México y EEUU, el gran tiroteo final se lleva a cabo entre los protagonistas y tropas Mexicanas.

La primera ametralladora del oeste
Mención aparte son los últimos minutos de película, los protagonistas quieren su redención, quieren realizar un acto que les dé una esperanza en la vida que han llevado hasta ese día, por eso como los grandes, entran sin miedos ni temores, como conscientes del destino que les espera, a desafiar el imposible, lo que viene después  para mi es la mejor escena de la historia del cine, esos momentos de tensión, esas miradas de desafío, la tensión se puede cortar con un cuchillo, apoteósica lucha psicológica que acaba con un baño de sangre y muerte, una escena irrepetible (ni me imagino lo que les costaría pensarla y grabarla) que acaba con el fin de los bandoleros acribillados por un enemigo 100 veces más numeroso. Para mí la escena es sublime y justifica de sobra el ver la película, si bien, los otros 120 minutos de película no tienen el más mínimo desperdicio. Un final muy de Peckinpah, tiroteos rodados al ralentí, montaje rápido y vibrante, sangre mucha sangre y muerte a raudales. 

Una secuencia inolvidable 
De todo esto queda el caza recompensas, desolado por no haber cumplido su objetivo o por haber perdido a sus antiguos compañeros de fatigas, la imagen de él  montando en su caballo, mientras comienza  a sonar la hermosa canción de “La Golondrina”, a mí por lo menos me emociona el escucharla, es como soltar toda la adrenalina del clímax anterior.


Preciosa canción de "La golondrina" 
Una película fundamental en la historia del cine, y el film que cambió el rumbo del western para siempre. 
Si estáis leyendo estás líneas y ya os he convencido para ver Grupo Salvaje hacedlo sin dudar, para los que no, os digo que os va a gustar y pasareis por lo menos un rato entretenidos, animaros.
Un abrazo a todos.
David Blanco Rodríguez


miércoles, 10 de octubre de 2012

EL POKER DE LA MUERTE (1968)



Me encanta este western, dirigido por un artesano especialista en westerns el gran Henry Hathaway, probablemente el único western policíaco de la historia de la cine. Aquí el director, mezclo bien thriller, el suspense, la emoción, y la intriga policial en el salvaje oeste.

Un western muy original con un guión muy interesante, en una partida de póker de 7 jugadores, uno de los jugadores es acusado de hacer trampas, y por tal motivo los demás jugadores acaban linchándole excepto Dean Martin que intenta salvarlo. Mas tarde, todos los participantes que participaron de la partida son misteriosamente asesinados.


La última partida de póker de  sus vidas

Este western cuenta con dos actores de peso en los papeles principales, los compañeros de John Wayne en los western de Hawks, Dean Martin y Robert Mitchum. Dean Martin que ya empezaba su decadencia, y Mitchum en una interpretación excelente como predicador, un papel muy semejante al de otra de sus extraordinarias películas “La noche del cazador”. También están excelentes el resto del reparto, unos fantásticos secundarios: Roddy McDowall, Inger Stevens, Katherine Justice, y Yaphet Kotto.

Tres grandes actores

La única pega de este film, es que se adivina enseguida quien es el asesino de los jugadores de la partida de póker. 

Me gusta mucho la historia de amor de Dean Martin e Inger Stevens, un juego de miradas, de diálogos, y para recordar el diálogo final entre los dos.

 Dean Martin & Inger Stevens saltaran chispas en la pantalla 

Este western tiene como argumento principal la venganza, donde el director Hathaway realizó en los últimos años de su carrera varios westerns donde el tema principal era la venganza, caso de “Nevada Smith”, “Valor de ley”, “Círculo de fuego”, y “Los cuatro hijos de Katie Elder”.

Lo que más me gusta de la película es:
Las muertes de los participantes en la partida, son de lo más terrorífico y crueles, uno aparece muerto colgado de la campana de dentro de la iglesia, otro aparece ahogado en un cubo de harina, otro aparece estrangulado con un alambre de espino y otro aparece ahogado en un abrevadero. Con una gran analogía con el cine de terror, una persona que muere por culpa de otros y vuelve del más allá para impartir justicia contra sus verdugos.

Me gusta mucho la escena de Dean Martin jugando una partida de póker contra seis sillas vacías. Y para el misterio, quedan dos dudas en el aire:

La primera vez que entra Dean Martin en la barbería de Inger Stevens, lee un cartel con la lista de precios, y lee que el servicio Miscellaneous cuesta 20$, y pregunta que en que consiste el servicio pero no obtiene ninguna respuesta.


El segundo misterio, el título en ingles de la película es “Five Card Stud”, que es el nombre del juego de una variedad de póker, donde se distribuye a cada jugador una carta cara abajo, o la carta "hole". Después se distribuye a cada jugador una carta cara arriba. La carta "hole" es la única carta que queda desconocida para el jugador oponente. Pues al principio de la película Dean Martin, enseña un cuadro con la mano de una partida con la cual había ganado mucho dinero, pero no se sabe cuál es la carta “hole”. No conocemos si el jugador Dean Martin, es del tipo de personas que se echa faroles o no.

El guión de la cinta es fantástico, y los diálogos de lo mejor de la película:
El duelo interpretativo entre Roddy McDowall y Robert Mitchum.

Rody McDowall y Robert Mitchum. 

  • Roddy McDowall: Se cree usted la conciencia de esta ciudad Sr. Rudd.
  • Robert Mitchum: Al menos necesita una.
  • Roddy McDowall: ¿Quién le ha elegido a usted?
  • Robert Mitchum: Dios y el Sr.Colt (señala su arma), de nombre Samuel un nombre    bíblico.
  • Roddy McDowall: El Sr. Colt hará entrar a algunos, pero a muchos otros los hará salir.
  • Robert Mitchum: Se olvida usted de Dios.
  • Roddy McDowall: ¿Y por qué no deja que Dios haga su trabajo?
  • Robert Mitchum: Ocupo su puesto hasta que el pueda venir a Rincón. (Por cierto el pueblo es muy semejante o el mismo de “Los cuatro hijos de Katie Elder” que casualmente está dirigida por Henry Hathaway).

  • Dean Martin: Nos veremos en Denver dentro de una semana.
  • Inger Stevens: Y si no fuera, guarda un buen recuerdo de mí.
  • Dean Martin: ¿Por qué significa tanto para ti, ser la primera en decir adiós?
  • Inger Stevens: No se si esto es un adiós, puede que no.
  • Dean Martin: Me gusta la verdad, un sí o un no.
  • Inger Stevens: En este caso, la verdad es un tal vez. Pero dame un beso que me dure una semana.
  • Dean Martin: Y si no acudes a la cita.
  • Inger Stevens: Seria un beso malgastado (Se dan un beso apasionado).
  • Dean Martin: Si no estás echas de hielo, y creo que no, nos vemos en Denver.

 Dean Martin: “Lo más peligroso que hay en el mundo, es una buena chica”.

Para resaltar la gran interpretación de Robert Mitchum, uno de esos actores que llenaban la pantalla con su sola presencia, y de esos actores que su nombre en el cartel de la película, bien merecía pagar una entrada del cine. Con dos grandes secuencias, como entra en el saloon para anunciar el horario de misas a golpe de revolver, o cuando aparece con su escopeta caminando con firme determinación por en medio de la calle, un apunte sarcástico que quien ponga orden sea el reverendo.

Robert Mitchum y Dean Martin en el descanso del rodaje de la película 

Robert Mitchum un gigante del cine 

Bonito el tema cantado por Dean Martin que da nombre a la película: “5 cards stud”. Que gran cantante era Dean Martin.

Dean Martin canta el tema central de la película 

No os perdáis este western, donde Dean Martin deberá descubrir al asesino, antes de que él elimine a todos los participantes de la partida de póker. 


miércoles, 19 de septiembre de 2012

WILL PENNY (1968)


“El más valiente entre mil”, que fue el horrible título que se le dió en España, que no hace referencia a la historia de la película. “Will Penny” que es el verdadero título en inglés y es como debería ser conocida, es una historia de amor crepuscular en un oeste crepuscular.
Este western es uno de mis western favoritos, por la originalidad de la historia. Un western poco conocido, dirigido por un desconocido por el gran público.
La importancia del personaje femenino, un personaje fuerte, vigoroso, más fuerte en muchos casos que el propio hombre, una grandísima actuación de Joan-Hackett, una actriz con una carrera muy corta por su repentina muerte a sus 40 años. Es una película del oeste, pero sobre todo la historia, es una bonita y grandiosa historia de amor. Y por último que es un western con grandes emociones y sentimientos. Will Penny es un vaquero maduro, conductor de ganado en el Oeste, que le ha llegado la hora del merecido descanso. Sólo encuentra un empleo de vigilante de los límites de un inmenso rancho, en el que tendrá que compartir su cabaña con una mujer y un niño que iban de paso y no tenían donde refugiarse.
Will Penny es un héroe, viejo, acabado, fracasado, de vuelta de todo, que se asusta y tiene miedo de algo que no conoce: el amor. El amor para Will Penny, es algo desconocido, algo que lo espanta, lo incomoda, lo aterra, porque a nuestro héroe le asusta el compromiso.

Will Penny encontrará por primera vez en su vida el amor
Aquí no se idealiza la vida de los vaqueros, los vaqueros no son felices, son vaqueros que ni saben leer, ni escribir, que con 50 años a sus espaldas ya son mayores para desempeñar su profesión, no conocen el amor, no saben comportarse con una mujer delante, las únicas mujeres que conocen son las prostitutas de la frontera, es una visión más realista de los vaqueros que transportaban ganado, una visión más intimista del oeste, y sobre todo es una historia que nos habla de la soledad del vaquero. El filme es un estudio sobre el personaje del vaquero, pero más que centrarse en la fama y la gloria de los héroes arquetípicos del Oeste, se concentra en el día a día, en sus emociones y en sus debilidades.  


Los vaqueros son los grandes héroes del oeste
Charlton Heston interpreta a un hombre solitario, con un gran complejo por no saber leer. Aquí Heston realiza una de sus mejores interpretaciones de su carrera, que además de las grandes superproducciones donde él era el héroe de la función: “Los diez mandamientos”, “El planeta de los simios”, “El Cid”, “Cuando ruge la marabunta”, “55 día en Pekín”, y “Ben-Hur”, lo que le convirtió en la estrella mejor pagada de Hollywood, pero a veces, se implicaba en la producción, se bajaba el sueldo, y apostaba por directores noveles que venían de la Tv para dirigirle, películas en las que creía, donde daba su mejor versión, y sus mejores actuaciones como fueron: “Mayor Dundee” de Sam Peckinpah, “El señor de la guerra” de  Franklin J. Schaffner, “Una tumba al amanecer” de Ralph Nelson y la presente. El aclamado Charlton Heston, que ese mismo año estrenó “El planeta de los simios”. A pesar de que esta última fue el gran taquillazo del año, “El más valiente entre mil” también funcionó muy bien en las taquillas españolas.


Excelente fotografía de Lucien Ballard
Primera película para el cine del director Tom Gries, tras una larga carrera en la pequeña pantalla. Gries, que también es el guionista, construye un excelente ejemplo del wéstern sobre un cowboy solitario. Cuando vimos la película, todo el mundo se preguntaba: ¿Quién es Tom Gries? Un director, escritor y guionista que viene de la televisión, que en su primer trabajo firma una obra maestra del western crepuscular. Pero todo lo que apuntaba en un brillante debut, no  se repitió en ninguno de sus posteriores trabajos, y solamente en contadas ocasiones demostró lo que apunto en su primera película, “100 rifles”, “El número uno”, “Los indomables”, “Nevada Express” y “La casa de cristal”  que ganó la concha de oro de San Sebastián que no he tenido el gusto de ver.  
Violenta pero con ribetes sentimentales, espléndidamente fotografiada por Lucien Ballard, y reparto de secundarios en estado de gracia, Joan Hackett, Donald Pleasence, Lee Majors, Bruce Dern, y un genial  Ben Johnson. También una influencia del cine de Anthony Mann, y la importancia de los paisajes, la nieve, el frio como un protagonista más, y las zamarras de nuestros vaqueros.


Charlton Heston era el más valiente entre mil

Si le pongo una pega a la película, es la horrible música del film, parece una música que no va con lo que nos está contando, e incluso parece la música de una vieja película de cine erótico italiano.

La historia de amor es preciosa, y una de las más bonitas rodadas jamás en el oeste, una historia de miradas, como cuando la mujer se encuentra realizando queso, y el viejo vaquero se  acerca para ayudarla, con ese acercamiento físico. Esta película es de rostros y miradas, los primeros planos de ellos, creo que no hay espectáculo mejor para el espectador. Un historia de amor imposible que tardaremos en olvidar.

Como recuerdo para todo cinéfilo, el primer plano del rostro de Joan-Hackett, cuando en el final de la película Heston le dice: “Soy demasiado mayor para tener una familia, ya es demasiado tarde para mí”.

Y otra imagen para el recuerdo, la fascinación que siente el niño por el héroe como padre sustituto. Y ese emocionante abrazo que le da a Heston cuando no se lo espera, donde no llega a llorar, pero se le enrojecen los ojos. Un abrazo, donde los brazos del niño no llegan a rodear a Heston, porque Heston tiene el tamaño de los héroes. (El tamaño que tenía Gary Cooper o John Wayne). Que gran actor era Charlton Heston.


Un amor crepuscular para un oeste crepuscular