domingo, 22 de agosto de 2010

FORT BRAVO (1953)


La película que quiero comentar en el día de hoy, es uno de los grandes clásicos de la historia del western, sin duda estaría en mi lista de los diez western más importantes de la historia del cine.



Es uno de los primeros western dirigidos por Sturges, y creo sin dudarlo que es uno de sus mejores trabajos y para mi junto con “La gran evasión” una de sus mejores películas. Este western es una mezcla de todo; es una película de guerra, un western, una película de caballería, una película de cárceles, una de aventuras, una de acción y sobre todo una gran historia de amor. El guión de este film es magnífico de Frank Fenton (”Retorno al pasado, Tourneur), filmada en hermosos escenarios naturales de California y de Nuevo Méjico y con un bajo presupuesto.


SINOPSIS: Fort Bravo, es una cárcel para prisioneros confederados durante la Guerra Civil Norteamericana dirigida por el duro capitán Roper (William Holden), situada en pleno territorio de los indios mescaleros, un grupo de reclusos encabezados por John Marsh (Forsythe) intentan fugarse con la ayuda de una mujer (Eleanor Parker).


Esta gran película está interpretada por dos grandes actores, con una gran química entre ellos William Holden y la guapísima Eleanor Parker.



BIOGRAFIAS

William Holden:

De nombre real William Franklin Beedle Jr. Nació en O´Fallon (Illinois 1918), en el seno de una familia acomodada. Sus padres eran químicos. En su infancia su familia se traslado a Pasadena (California) donde comenzó sus estudios de química. En 1937, mientras estaba aún en la universidad, Holden fue contratado por un estudio cinematográfico (Paramount). Su primer papel, de carácter secundario, fue al año siguiente en “Prison Farm“ y su primera interpretación como protagonista la realizó un año más tarde en “Sueño dorado”, película en la que dio vida a un boxeador que desea ser violinista. Fue a la II Guerra Mundial, y cuando regreso apareció en papeles en los que se combinaba su aspecto atractivo con su expresión cínica de desapego. Se convirtió en una leyenda en Hollywood con las siguientes películas: “El crepúsculo de los dioses” de Billy Wilder donde fue nominado al óscar, la estupenda “Traidor en el Infierno” también de Billy Wilder, por la que ganó un óscar al mejor actor principal en el año 1953, “Picnic” de Joshua Logan (donde su semidesnudo provocó todo un escándalo en Estados Unidos), o la mejor de su carrera “El puente sobre el rio Kwai” de David Lean; fueron etapas importantes en su carrera y convirtieron a Holden en un actor popular entre el público y la crítica. También fue un buen actor de comedia en “Nacida ayer” de George Cukor y “Sabrina” de Billy Wilder.

Fue un actor que envejeció muy bien a pesar de su gran afición por la bebida. Aun así, en todos estos años y hasta el final de su carrera Holden intervino en películas de calidad, como en “Network, un mundo implacable” de Sidney Lumet, junto a Faye Dunaway, donde consiguió su última nominación al óscar en 1977, y en “S.O.B.“ de Blake Edward, su última película, junto a Julie Andrews.

Holden estuvo casado durante 30 años con la actriz Brenda Marshall, hasta 1971, cuando se divorció. Una buena parte de su tiempo libre Holden la dedicó a su reserva de animales en África.
Falleció el 1981, a los 63 años, como consecuencia de una caída en su casa.

Eleanor Parker:

Parker nació en 1922 en la localidad de Cedarville (Ohio). Después de actuar en producciones estudiantiles y después de concluir sus estudios secundarios intentó buscar fortuna en Hollywood a principios de la década de los cuarenta. Parker firmó un contrato con Warner Brothers cuando contaba 19 años y debutaría en el cine en 1941 interviniendo en el célebre film de Raoul Walsh “Murieron con las botas puestas”, aunque no la busquen porque sus escenas serían finalmente cortadas.

Su primer papel protagonista la consiguió en “The Mysterious Doctor” (1943) un film de serie B de terror. Su mejor época como actriz fueron los años 50, década en la cual demostró que además de ser una las actrices más guapas del Hollywood clásico era una gran actriz. Sus mejores películas fueron: “Sin remisión” de John Cromwel, “Tres secretos” de Robert Wise, “Brigada 21″ de William Wyler, una de aventuras de capa y espada “Scaramuche” con Stewart Granger y las que para mí son sus dos mejores películas, “Cuando ruge la marabunta” de Byron Hoskin, y la magnífica “El hombre del brazo de oro” de Otto Preminger.

Contrajo matrimonio 3 veces. A partir de la década de los 60, su carrera fue decayendo, aun apareciendo en las exitosas “Con el llego el escándalo” de Vicente Minelli y el exitoso musical “Sonrisas y lagrimas” de Robert Wise.

La historia nos presenta un fuerte en plena guerra Civil Americana en medio de territorio indio, este fuerte es un campo de concentración de soldados confederados, donde el capitán Roper trata con severidad y dureza a todos los que intentan huir del fuerte. Magnifico el arranque del film donde sale del fuerte los soldados de la caballería, y por el otro lado del cañón surge la gran figura del Holden a caballo arrastrando un prisionero que se había escapado. Holden es un capitán honesto, duro y orgulloso.

Hasta el fuerte llega Eleanor Parker, una mujer manipuladora, hermosa y muy inteligente, que su misión es la seducir al capitán Roper, para facilitar y ayudar al capitán de los sudistas a escapar del fuerte. Pero con lo que no contaba, era de enamorarse de Holden.

La película tiene unas excelentes escenas acción, como la del primer ataque a la diligencia de los indios mescaleros en mitad de la noche.

Las escenas que más me gustan de la película, es sobre todo la maravillosa historia de amor entre los dos protagonistas, y como ella a pesar de la traición se siente atraída hacia el capitán. Los dos llegan a lo alto de la colina, y Holden le intenta besar, ella se niega y rechaza el beso, pero al final no se puede resistir y le besa apasionadamente.



La última media hora de película es absolutamente increíble y apasionante, nuestro protagonista y sus prisioneros deben aliarse en su lucha contra los indios mescaleros que les tienen rodeados en mitad del desierto, los indios en todas las películas de vaqueros tienen tácticas de guerra muy discutibles excepto en esta película, los mescaleros cierran un círculo mediante unas lanzas clavadas en la arena alrededor de nuestros héroes, para intentar a continuación matarlos con una lluvia de flechas.


Original ataque indio

Y por supuesto cómo no recordar el mítico final de este film, cuando están a punto de morir a manos de los indios, aparece el clásico séptimo de caballería para salvarlos.

Imprescindible film, donde los buenos al final salen victoriosos, y nosotros nos levantaremos del asiento con un buen sabor de boca de asistir a una gran película, de las de toda la vida de vaqueros e indios.


1 comentario:

¡No te olvides de mostrar tu nombre y dirección de correo electrónico! Si no estás registrado, selecciona el perfil 'nombre/url' y en 'nombre' indica estos datos.