lunes, 27 de febrero de 2017

TERROR EN UNA CIUDAD DE TEXAS (1958)


En primer lugar agradecer a mi buen amigo cinéfilo Francisco Mestanza Foyé que me descubrió este western que desconocía completamente, y que es una verdadera joya que nadie se debería perder. 

El argumento es muy interesante aunque muy tópico, el inmigrante sueco, Sven Hansen, es asesinado por negarse a vender su granja al cacique Sebastian Cabot. Los granjeros se sienten intimidados e incapaces de enfrentar al temible asesino, Nedrick Young, el cual trabaja para el cacique, pero entonces llegará el hijo de Hansen, Sterling Hayden, un experimentado ballenero que intentará vengarse del asesino de su padre. 

Un western enormemente original 

Un western extraño pero muy original, que tiene varios ingredientes que lo hacen muy interesante. El primer ingrediente es que el guión lo firma Dalton Trumbo, que lo firmó con uno de sus seudónimos utilizados, el de Ben Perry. Conviene recordar que Dalton Trumbo fue uno de los llamados “Diez de Hollywood”, uno de los guionistas que encabezaban la lista negra del senador Mc Carthy y su obsesión anticomunista. Por eso en el guión de este western hay mucha crítica al macartismo. El protagonista de esta película “El sueco” es alguien que lucha contra el sistema, contra lo establecido y se resiste a rendirse ante el poder. Mientras el pueblo se mantiene en silencio, sumiso, nadie sabe nada, nadie dice nada, y nadie vio nada. Un autentico infierno de cobardes. 

Un infierno de cobardes

- ¿Qué clase de país es este, que nadie vio nada y nadie sabe nada?

- Este tipo de cosas pasa aquí con frecuencia.”

- La gente se comporta como los animales cuando se asustan se dispersan.

Nuestro protagonista tendrá que hace frente a una ciudad corrupta, con un sheriff comprado. 

- ¿Hay sheriff en la ciudad?
- Yo tengo uno, a la ciudad le cae bien, y yo le pago.

Hay un detalle que se nota la mano de Dalton Trumbo en el guión con el sheriff, hacia el final de la película, el sheriff ve a un hombre muerto y lo que hace sorprende al espectador, deja el cadáver como esta, recoge el dinero que había por el suelo y tira sobre el cadáver la placa de sheriff, un crítica demoledora la situación política de aquella época con la caza de brujas en Hollywood. 

Sebastian Cabot y Nedrick Young son dos villanos de altura 

Nuestro protagonista es Sterling Hayden, que da el perfil de alto, grande, robusto, y rubio sueco que se dedica a la caza de ballenas, que viene desde Suecia al oeste para vengar la muerte de su padre. 


Sterling Hayden da el perfil de un sueco en el oeste  

El segundo ingrediente interesante es la dirección de esta película, el director es el siempre interesante Joseph H. Lewis, uno de esos directores que convirtió la serie B en un arte, tanto en el western como en el cine negro, destacando las fabulosas: “Agente especial” (1955), “El demonio de las armas” (1950) y “Relato criminal” (1949), tres estupendas películas de “cine noir” que ya de por si valen por toda una carrera en el cine, y me gustan mucho sus humildes westerns de serie B: “La ciudad sin ley” (1955), “El séptimo de caballería” (1956) y por último “Odio contra odio” (1957). Todas ellas de bajo presupuesto, de corta duración, ya que ninguna excede de los 90 minutos, cine altamente entretenido. Películas todas ellas con una prodigiosa puesta en escena, con escenas perfectamente planificadas y con hermosos e imposibles encuadres y tiros de cámara. 

 Joseph H. Lewis convirtió la serie B en un arte

Y por último el ingrediente del duelo con pistolas más original e increíble del cine del oeste, el duelo de un pistolero contra un ballenero que lleva únicamente consigo un arpón. No me digan que no es original, ver para creer. 


Un pistolero contra un ballenero únicamente armado con un arpón 

Otro de los aspectos que más me gusta de este western es el villano, magníficamente interpretado por Nedrick Young, quien también participó en el guión, que al igual que Trumbo no aparece en los créditos porque también pertenecía a la famosa lista negra de Hollywood. Un pistolero que su tiempo ya ha pasado, es el fin de los pistoleros. El mundo del oeste está llegando a su fin, y los pistoleros ya no tienen cabida en este mundo. Curioso que vista completamente de negro, y que ya no le importa nada ni nadie, ni siquiera el dinero. No tiene miedo a morir y a hacer frente a lo que le tenga deparado el destino. 

Nedrick Young es un villano memorable

- Hemos entrado en una nueva era, la muerte a gran escala, como acostumbras ya no está de moda. 

- Mientras haya hombres como tú, habrá trabajo para hombres como yo. 

- Sobre todo para mí.

Sterling Hayden y la venganza del ballenero 

Magnífico también el papel de la novia del villano, un personaje muy rico en matices, que nos regala una magnífica conversación con nuestro protagonista: 

- Aléjese de él. 

- ¿Por qué?

- Porque es malo. Lleva la muerte en la sangre. 

- ¿Por qué esta con un hombre así?

- Estoy con él, por soy lo que soy. Porque ningún hombre querría estar conmigo. 

- Y porque por muy abajo que caiga, siempre podré mirar a los ojos de alguien que está más abajo aún.

Carol Kelly es la novia del villano 

Joseph H. Lewis dirige con su habitual maestría, por eso hay números planos imposibles y hermosos encuadres en este western, la preciosa imagen de Sterling Hayden viendo a través de la ventana de un tren el oeste americano, la vida a través de las ventanas de las casas o esos preciosos primeros planos de los rostros de la gente, donde podemos ver la desolación, la tristeza, la ira o el miedo. 

El asesinato a través de las ventanas

Preciosos y originales planos en esta película


Preciosos primeros planos

Estamos ante un western atípico, pero muy original, aquí la película empieza por el final y vemos a través de un largo flash back, como hemos llegado a ese extraño duelo, que ya de por sí merece un visionado de este estupendo western, un duelo desigual entre un pistolero manco, y un ballenero armado con un arpón. Y con una resolución sorprendente de este extraño duelo, que pasa a la historia del cine del oeste como uno de los momentos más originales y memorables de su historia. 

El duelo más memorable de la historia del western 

Así que recomendar este western poco conocido, con una atmósfera opresiva, angustiosa y donde la tensión va en aumento hasta explotar en el clímax final. Un western que desde ya pasa a ser un western de culto en mi colección.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡No te olvides de mostrar tu nombre y dirección de correo electrónico! Si no estás registrado, selecciona el perfil 'nombre/url' y en 'nombre' indica estos datos.