lunes, 1 de enero de 2018

GODLESS (SIN DIOS) (2017)



Cambiando un poco las entradas que solemos publicar en este blog con recomendaciones de westerns de cine clásico, hoy me gustaría recomendaros el western de televisión Godless, que era lo que faltaba a la cadena de Tv por cable Netflix, conseguir recuperar el western por todo lo alto, porque esta miniserie de siete capítulos que comienza y termina y no se espera una segunda temporada, recupera un género que teníamos totalmente abandonado desde hace muchos años. 


 Godless es un western con todas las letras

Una miniserie que homenajea a los grandes directores y películas de la historia del western, un continuo homenaje  al western clásico, hay un poco de John Ford con esos planos de las puertas que se abren mientras vemos en la lejanía la silueta de un vaquero, un poco de spaguetti-western con un claro homenaje a Django con alguien que carga con un ataúd, un poco de Sam Peckinpah en la manera de narrar la violencia con un fantástico tiroteo final, también tenemos un poco de Anthony Mann con la importancia que tiene en esta película sus hermosos paisajes, un poco de Eastwood con ese pistolero taciturno tan característico de su cine, o incluso un claro homenaje a Tarantino con larga escena en una cabaña que empieza con una larga conversación y termina un violento tiroteo.

 Godless es toda ella un homenaje al mejor western clásico


Pues si señores estamos ante una pequeña joya de la televisión que gustara sin duda a todo amante del western, o si no te gusta el western como amante del cine. Llevándome un poco por la pasión y recien terminada de verla, probablemente el mejor western desde “Sin Perdón”. 

Godless es uno de los mejores westerns de la última década 

Detrás de este western hay dos grandes nombres que lo respaldan, en la producción el afamado director Steven Soderbergh, que como director ya dirigió las magníficas “Erin Brockovich” (2000), “Traffic” (2000) y “Ocean's Eleven” (2001), y que de vez en cuando su nombre respalda como productor series y películas de jovenes directores prometedores. Como director nos encontramos a Scott Frank, que como curiosidad nada habitual en las series dirige todos los capítulos de la miniserie, con lo que se garantiza que no se pierda calidad en ninguno de ellos. 

 Scott Frank ama el western

Como director ya nos sorprendió con dos estupendos thrillers como son “The Lookout” (2007) y “Caminando entre las tumbas” (2014). Y sobre todo firmó el guión de las estupendas   “Minority Report “(2002) y una de las mejores películas de este año y con gran similitud con esta miniserie “Logan”, y comento esto porque “Logan” no deja de ser un neo-western que homenajea a todo un clásico del oeste como “Shame”. Se ve que tanto el guión de Logan como el de Godless que también es suyo, Scott Frank ama el western, lo respeta y eleva el género hasta cotas inimaginables con su bonito homenaje. 

 Scott Frank ya firmo el guión del estupendo neo-western Logan 


Los tres actores protagonistas están realmente bien, como villano tenemos a un inconmensurable Jeff Daniel, que hacía tiempo que nadie dibujaba un villano tan convincente en pantalla,  al cual odiaras, temerás y te dará miedo solamente con verlo aparecer en la misma, con un curioso código del honor.

 Inconmesurable la interpretación de Jeff Daniel

El pistolero protagonista encarnado por un excelente joven actor a tener muy en cuenta, Jack O'Connell, un pistolero de dudosa reputación que es analfabeto,  pero con un gran  respeto por la naturaleza y amor por los caballos. Un pistolero en busca de la redención y tratando de evitar que el destino le alcance.


Un pistolero que ama los caballos

Y por último la estupenda Michelle Dockery, una viuda que intenta sacar ella sola adelante un rancho, una auténtica cow-girl, que nos retrotraerá a otras famosas vaqueras del salvaje oeste como  Joan Crawford o Barbara Stanwyck. Una actriz muy poco conocida, que tendremos que tenemos que comenzar a seguir a partir de ahora.

 Michelle Dockery es una cow-girl para el recuerdo

Al tratarse de una película de más de siete horas de duración, estamos ante una película lenta,  donde la historia de cuece a fuego lento, porque ahonda en las vidas de esos personajes secundarios de las películas del oeste de los que nadie habla, y aunque no todas las historias son igualmente interesantes, y no todas se cierran de manera convincente, el espectador consigue empatizar con cada uno de los actores de esta película, estableciéndose un vinculo especial con el espectador, que llegados al final de la película, nos preocupe todo lo que les pase a cada uno de los protagonistas de este western. 

El director afirmó que: “no me interesaba hacer un gran alegato feminista. No sé si tengo el derecho. Lo que quería hacer era centrarme en personajes de los que nunca se cuentan sus historias, y las mujeres son las principales ahí. Mi tema favorito es la identidad y la gente atrapada en vidas que nunca planearon. La mayoría de los personajes de esta historia encajan ahí”.


Un western con muchos personajes secundarios interesantes

Este western cuenta con dos historias bien diferenciadas que al final confluyen en un épico final. La primera de ellas es la venganza que Frank Griffin (Jeff Daniels), un despiadado bandido que junto a su banda está aterrorizando una amplia zona del oeste americano, va a la caza del joven Roy Goode (Jack O'Connell), un antiguo protegido suyo reconvertido en su mayor enemigo. Roy, huyendo de Frank y su temida banda, se esconde en un pequeño rancho de La Belle (Nuevo México), donde vive una viuda (Michelle Dockery) con su hijo mestizo y su suegra.  

 Frank Griffin moverá cielo y tierra para encontrar a Roy Goode

Y por otro lado tenemos al pueblo de La Belle, que tiene la particularidad que es un pueblo únicamente habitado por mujeres, porque todos los hombres murieron meses atrás en un accidente minero, 83 hombres que se trago la mina. Y una ciudad llena de señoras es fruta madura para los canallas y maleantes, pero no sufran por ellas porque las mujeres de La Belle no son mujeres que necesiten ser salvadas, si no son ellas las que llevan los pantalones y salvaran a los hombres del pueblo.


 La Belle es un pueblo donde las mujeres son de armas tomar 
Grandioso ver un western donde las mujeres tienen los roles de los hombres, un pueblo liderado por una espectacular Merritt Wever, la alcaldesa y hermana del sheriff del pueblo, que lleva la ropa de su marido para liderar a las mujeres en su lucha contra todo hombre que se quiera aprovechar de las mujeres de La Belle. También son muy interesantes las historias secundarias que envuelven el pueblo, como es la relación que tiene la alcaldesa con la maestra del pueblo, o esa mujer sueca reclamada por la Agencia Nacional de Detectives Pinkerton, la cual está encargada de que esta mujer vuelva con su marido. 

 En este pueblo las mujeres son las que llevan los pantalones

 Otra cosa a tener en cuenta es su maravillosa fotografía, grabada en vídeo de alta definición y en formato scope, donde disfrutaremos de hermosísimos paisajes y panorámicas, con planos generales que te dejaran con la boca abierta. Una fotografía para enmarcar y recordar durante mucho tiempo, donde el director saca provecho absoluto de cada puesta de sol y atardecer. Un western maravillosamente rodado con toda su iconografía tan característica del cine del  oeste. 

 Una película con una fotografía espectacular

Resaltar el guión excelente llenos de frases lapidarias, frases para el recuerdo, bonitas conversaciones a la luz de una hoguera. Un guión cuidado al milímetro y donde cada personaje tiene su importancia en la historia. 

-    “El mismo Dios que nos hizo a tí y a mí también creo las serpientes de cascabel y eso no tiene sentido”
-     “Si fuerzas demasiado a un animal, al final el te forzará a tí”.
“Perdimos a nuestros hombres y unos cuantos caballos, pero seguimos aquí, la plata sigue aquí y somos más fuertes de lo que nadie cree, estamos hartas de ser las que esperan sin hacer nada”. 

 “Si fuerzas demasiado a un animal, al final el te forzará a tí”

Pero lo mejor de la película es su historia de amor entre los dos perdedores, Alice Fletcher, que tiene la crueldad y fatalidad de haber enviudado dos veces, por lo que las otras mujeres del pueblo la detestan, le tienen envidia y la consideran una bruja que ha extendido una especie de maldición contra las mujeres del pueblo, por lo que tiene que vivir a las afueras de La Belle con su hijo adolescente de su segundo marido y su suegra, una integrante india que no habla nada más que en indio, y Roy Goode, un joven pistolero que está huyendo de la banda de Frank Griffin y de su pasado, que la vida le da una segunda oportunidad de redimirse. Pues la historia de amor de este western es una de las más hermosas historias vistas nunca en el salvaje oeste, una historia de miradas de gestos que te llegará al corazón. Hermosísimas las escenas donde Roy Goode doma a los caballos bajo la atenta mirada de Alice, o como ese forastero hace el papel de padre con el hijo de Alice, y a ella le encanta que el llene ese espacio tan necesario en su vida. Sus conversaciones a la luz de una fogata, o como le enseña a leer. Y un final tan hermoso que tardaré mucho tiempo en olvidarlo.




 Una historia de amor de las que dejan huella

La tensión de la película va en aumento hasta el memorable episodio final, el más largo de todos ellos, con un tiroteo tan espectacular y bien filmado que nada tiene que envidiar al tiroteo final de “Grupo Salvaje” o de “Django”. Además será difícil contener las emociones y que no salte alguna lágrima en esos últimos minutos de esta película donde las emociones llegan a su punto máximo. 

 Espectacular el tiroteo que cierra la película 

Tiene muchas imágenes para el recuerdo, la sorprendente escena donde la banda de Frank Griffin llega a una casa donde todas las personas están enfermas de viruela o el tiroteo en el interior de una casa de un pueblo de ex-soldados negros de la Unión.


 Nunca subestimes a tu enemigo

Así que recomendar fervientemente Godless con toda la esencia, aroma y magia del oeste americano. Gracias a Netflix por traernos de nuevo el western a nuestras vidas. 

Recuerden no olviden a las chicas de La Belle, o por lo menos yo nunca las olvidaré.

 
Don’t forget the girls of La Belle
 
 
Goodless tiene una banda sonora fantástica

4 comentarios:

  1. Me has puesto los dientes largos. Parece que tendremos que verla. No se cuando, pero procuraré sacar un huequecito. Muchas gracias como siempre por tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tomás te gustará mucho seguramente.

      Eliminar
  2. Excelente reseña, Farwest. Coincido total y absolutamente en tus apreciaciones. Para mí, la mejor serie western desde "Hatfields & McCoys".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tī Xavi , puesto que me animé a verla después de leer tu recomendación.

      Eliminar

¡No te olvides de mostrar tu nombre y dirección de correo electrónico! Si no estás registrado, selecciona el perfil 'nombre/url' y en 'nombre' indica estos datos.